Virtualización


Qué es la virtualización
 
Virtualización es el conjunto de tecnologías que permite la ejecución de uno o más servidores (llamados virtuales) en un mismo servidor físico. Aunque existen diversas tecnologías y variantes de la virtualización, en lo sucesivo se referirá a la denominada virtualización a nivel de sistema o basada en hipervisor. Mediante esta tecnología cada servidor virtual puede ejecutar su propio sistema operativo (GNU/Linux, Solaris, Microsoft Windows, etc) e incluso tener asignado, de forma independiente al resto, un conjunto de recursos hardware (procesador, memoria, almacenamiento, red, etc).
 
La virtualización nace a partir de una máxima de seguridad en la arquitectura de sistemas: cada servicio, o incluso cada servicio a cada cliente, debe estar ofrecido desde un servidor independiente, de forma que el fallo -o la intrusión- de uno de los servidores no afecte a los demás. Mediante las técnicas de virtualización comentadas, se pueden crear múltiples servidores virtuales que, a todos los efectos, son como máquinas físicas; y el fallo de uno de ellos no afecta a los demás. Desde el punto de vista de la seguridad, son contenedores 100% estancos e independientes.
 
Ventajas
La virtualización ha adquirido un gran auge y relevancia dados los elevados beneficios que aporta.
 
  • Maximizar el ROI (Retorno a la Inversión) y minimizar los costes de adquisición
Vía la consolidación de varios servidores virtuales en un único servidor físico, la virtualización permite minimizar los costes de adquisición de nuevos equipos y, en consecuencia, maximizar el ROI de los mismos. A su vez, son necesarios menos recursos en espacio, red, etc, por el menor número de conexiones y ocupación física.
  • Reducción de los costes de mantenimiento y administración
La virtualización ofrece un hardware virtual que es el mismo para todas las máquinas virtuales. Esto permite mover máquinas virtuales de un servidor físico a otro, y permite reducir de forma muy significativa los costes de provisionamiento de nuevas máquinas virtuales (puesto que su instalación puede reducirse a "copiar un fichero"). Además de lo anterior, la virtualización facilita enormemente las políticas de backup dado que es muy sencillo realizar recuperaciones a partir de múltiples puntos de control (snapshots) de los servidores virtuales.
  • Continuidad de negocio y recuperación ante desastres
La virtualización simplifica la recuperación de los servidores virtuales en caso de fallos debido a la capacidad de migración instantánea y dinámica de distintos servidores virtuales entre distintos servidores físicos.
 
Todo esto redunda en un aumento de la calidad y de la eficiencia de sus recursos facilitando además las decisiones tecnológicas de su negocio en el medio y largo plazo. Además, también ofrece algunas ventajas adicionales que en algunos casos son un factor determinante para la elección de estas tecnologías:
  • Escalabilidad dinámica
Esta tecnología permite reasignar dinámicamente recursos entre los distintos servidores virtuales en función de la demanda, permitiendo una adaptación ágil a las necesidades de cada servicio a la vez que facilita una contención de costes.
  • Aprovechamiento de recursos y eficiencia energética
Como se ha comentado, la virtualización permite un alto nivel de integración, ya que permite una elevada consolidación de servidores virtuales en un sólo servidor físico. Esto además redunda en una gran eficiencia energética ya que se reduce el consumo al desaparecer un gran número de servidores físicos.
  • Virtual appliance
Si su negocio es vender uno o varios servicios software muy concretos, la virtualización puede ayudarle enormemente a la hora de implantar sus servicios en sus clientes, ya que se pueden preparar servidores virtuales preconfigurados para desempeñar una función determinada (servidores de correo, bases de datos, centralitas VoIP, aplicaciones cerradas), listos para cargar y funcionar (plug and play).
 
En Can Be Cloud disponemos de una gran experiencia en soluciones de virtualización (que utilizamos tanto a nivel interno como para soluciones a clientes), lo que nos permite ofrecer productos "llave en mano". En concreto, Can Be Cloud implementa actualmente la tecnología de virtualización software libre denominada Xen, de probada robustez y apoyada por grandes compañías como Citrix, Sun u Oracle, entre otras.